Consejos de las mujeres

Cómo aumentar la inmunidad del niño.

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Cómo mejorar la inmunidad del niño? Esta pregunta aparece en casi todos los padres que envían a sus hijos al jardín de infantes o a la escuela. La situación habitual es cuando un niño, que apenas comienza a ir al grupo más joven de una institución preescolar, pasa la mayor parte del tiempo en baja por enfermedad, o cuando el estudiante es atormentado constantemente por resfriados y SARS. Como norma, esto se atribuye a una inmunidad débil, comienzan a buscar médicos con experiencia y medicamentos adecuados. Pero primero es importante comprender las razones por las cuales pueden ocurrir resfriados frecuentes.

El niño suele estar enfermo.

En todos estos casos, es importante que los padres descubran cómo mejorar la inmunidad del niño. Después de todo, a menudo hay bebés que regularmente sufren de resfriados. Al mismo tiempo, para algunos, la enfermedad lleva mucho tiempo, desde tres semanas hasta un mes y medio. Cuando un niño cumple tres años, se cree que a menudo se enferma si tiene un resfriado más de cinco veces al año y, a partir de cinco años, este nivel disminuye a cuatro resfriados al año. Al mismo tiempo, el intervalo entre las enfermedades a menudo no supera las dos semanas. Y el niño está enfermo todo el año, independientemente de la temporada.

Vale la pena señalar que la condición del bebé a menudo es inversamente proporcional al grado de su cuidado. Cuanto más lo cuidan los padres, más a menudo su hijo o hija está enfermo. Incluso protegiéndolo de las corrientes de aire, calentando regularmente un apartamento, cuidando la ropa de abrigo y los paseos solo cuando hace buen tiempo, no se puede estar seguro de que el niño no se enfermará. Los pies estirados o apenas mojados conducen inmediatamente a un dolor de garganta grave.

La causa más obvia de la enfermedad en este caso es la pérdida de la capacidad de adaptarse a los cambios naturales en las condiciones de vida que tiene un bebé al nacer, pero que luego pueden perderse.

La causa de los resfriados regulares.

La causa más común de los resfriados frecuentes es la creación artificial de condiciones de invernadero a su alrededor. La ropa demasiado caliente, el agua y la habitación reducen el contacto con el movimiento del aire. Pero es obvio que una persona no puede vivir en una incubadora toda su vida. Como resultado, todavía cae bajo la lluvia, estará bajo la influencia de fuertes vientos o pies mojados.

La cuestión de cómo templar a un niño con inmunidad débil, es necesario preguntarle a aquellos padres cuyos hijos también tienen una predisposición genética a los efectos negativos del medio ambiente.

En particular, dicha predisposición puede expresarse en forma de diátesis, trastornos alimentarios crónicos, así como enfermedades crónicas de los riñones, el hígado, los sistemas endocrino y nervioso, y puede comenzar el tracto digestivo.

También la inmunidad debilitada surge debido a la falta de vitaminas en el cuerpo. En este contexto, es útil dar a los niños buenas vitaminas para la inmunidad. Además, es importante prestar atención a la nutrición, para que el niño coma la mayor cantidad posible de productos lácteos y vegetales.

Factor ambiental

Otra razón para la disminución de la inmunidad es la exposición a largo plazo a condiciones ambientales adversas. Por ejemplo, si un niño vive en un área industrial, los productos de desecho están en sus vías respiratorias, como resultado, se reduce la resistencia a las infecciones y se reducen las funciones de barrera de las membranas mucosas.

Problemas similares surgen cuando un niño vive en la familia de un fumador que fuma constantemente dentro de la casa. El niño se encuentra en una situación de fumador pasivo, que afecta su salud.

Tales niños a menudo son tratados con especial diligencia, pero esto no siempre trae resultados. Algunos medicamentos, como las hormonas o los antibióticos, suprimen la respuesta inmune y reducen significativamente la resistencia a las infecciones.

Estrés de las instituciones educativas.

Otro factor que reduce la inmunidad a las infecciones es el estrés físico y psico-emocional. El estrés también afecta a esto. A menudo los padres dan demasiada importancia a cómo crecen sus hijos en el futuro, tratan de darles todo lo que necesitan, mientras graban en las escuelas de música y arte, en los bailes y en la sección de deportes. Muy a menudo, el niño no soporta tal tensión, tiene una reacción neurótica. El niño comienza a enfermarse regularmente.

Vale la pena centrarse en el sistema inmunológico del niño. Necesitas saber que se está desarrollando activamente inmediatamente después del nacimiento. Además, en los primeros meses de vida del bebé, los anticuerpos de la madre lo protegen de infecciones externas, que recibe incluso en el útero.

Durante los primeros meses, la inmunidad pasiva del recién nacido se mantiene a través de la leche materna. La propia inmunidad del niño se produce solo por tres años. Esto es en promedio, alguien antes, y alguien más tarde. Pero la mayoría de los expertos aconsejan no sobreestimar las posibilidades de sus hijos y no darles al equipo de niños hasta que cumplan los tres años.

Maneras de mejorar la inmunidad

El fortalecimiento de la inmunidad en los niños debe dirigirse principalmente a eliminar las causas externas que evitan que el cuerpo resista las infecciones. Una gran cantidad de estudios han demostrado que la terapia estimulante ayuda a reducir significativamente la incidencia de enfermedades.

Solo se debe tener en cuenta que si todo este tiempo el niño aún vive en un área desfavorable para el medio ambiente, recibe cargas de trabajo exorbitantes en la escuela y en clases adicionales, entonces las enfermedades pueden volver.

Por lo tanto, el fortalecimiento de la inmunidad en los niños debe comenzar con un modo racional del día, así como con una dieta variada y nutritiva.

Goteo nasal prolongado en un niño

Si su hijo tiene regularmente una secreción nasal prolongada que dura más de una semana, tendrá graves consecuencias. Por ejemplo, la sinusitis, la rinitis. Derrotar estas enfermedades es posible con la ayuda de complejas preparaciones de hierbas.

Por ejemplo, puede tomar cursos de agentes bioestimulantes. Estos incluyen el lejano oriente y el chino Schizandra, Eleutherococcus, Ginseng, Immunal, Linetola, Propolis, Pantocrinum.

Medicamentos efectivos para la inmunidad en niños - medicamentos polivalentes. Pueden formar la protección del niño contra un gran número de patógenos de diversas infecciones respiratorias. Entre ellos se encuentran Bronhomunal, Ribomunil, IRS-19. Se utilizan en cursos largos de hasta seis meses. Para obtener el efecto deseado, debe mostrar diligencia y paciencia. Esta es una píldora de inmunidad para niños que puede ayudarles a corto plazo.

Contra los resfriados, que son particularmente duros, se han desarrollado vacunas especializadas. Ayudan a proteger contra los bacilos hemofílicos, la influenza y la neumonía.

Además, los inmunomoduladores, que pueden tener un efecto directo en partes específicas de la inmunidad, son un remedio para la inmunidad de los niños. Estos incluyen "Levamisol", sodio nucleico, "Prodigiosan". Recientemente, cada vez más se está empezando a lidiar con los resfriados con la homeopatía de los niños por inmunidad. Por lo tanto, el producto Oscillococcinum es muy popular.

La recepción de medicamentos antivirales ayuda a hacer frente a la circulación a largo plazo del virus en el cuerpo del niño. Estos son Roferon, Lokferon, Tsikloferon, Poludan, Amiksin, Ridostin, tabletas eficaces para la inmunidad de los niños.

Solo tenga en cuenta que para intervenir en la actividad del sistema inmunológico debe ser muy cuidadoso, especialmente cuando se trata del niño. El médico especialista le ayudará a elegir el medicamento que sea necesario para su hijo. A su consejo, asegúrese de escuchar.

Consejos de inmunologos

Para hacer frente a un sistema inmunológico débil ayudará a inmunólogo especialista. Él le dirá cómo templar a un niño con inmunidad débil, qué hacer para olvidarse de estos problemas para siempre. Uno de los consejos fundamentales - comida diaria de calidad. Tenga en cuenta que la mayoría de los nutrientes deben ingerirse exclusivamente con alimentos. Por lo tanto, la comida debe ser variada, con abundantes vitaminas. Nunca olvide que los alimentos hervidos y crudos son mucho más saludables que los alimentos fritos. El cuerpo humano a menudo se debilita precisamente por la falta de oligoelementos, lo que conduce a enfermedades.

El consejo de otro inmunólogo sobre cómo mejorar la inmunidad es organizar un entorno psicológico favorable. Si un niño tiene estrés constante, entonces se vuelve más vulnerable a varias bacterias y virus. Por lo tanto, es extremadamente importante cuidar y cuidar a su bebé, a pesar de sus posibles travesuras. Si constantemente se preocupa por su comportamiento, evaluaciones o algunos otros problemas menores desde el punto de vista de un adulto, todo esto afectará su salud.

Cabe destacar que las enfermedades de los órganos internos pueden ser la causa de la reducción de la inmunidad. Tan pronto como aparezcan estos síntomas, debe consultar inmediatamente a un médico y someterse a un examen completo. Tiene un efecto negativo sobre el sistema inmunológico y la herencia, especialmente si una mujer estuvo enferma durante el embarazo y no usó vitaminas que fortalecen el cuerpo.

Al mismo tiempo, una de las principales respuestas a la pregunta de cómo mejorar la inmunidad de un niño es el endurecimiento. Este método es simple y accesible para todos sin excepción. Puedes enseñarle a tu hijo a endurecerse a partir de los cuatro años. Comenzar gradualmente, solo cuando el niño esté completamente sano. En ningún caso, no fuerce al niño a llevar un estilo de vida saludable, piense mejor en algún juego, cómo combinar una lección interesante con una útil.

El ejercicio regular también le ayudará con esto, ya que es más fácil para el niño mejorar su inmunidad cuando está físicamente listo. El ejercicio matinal normal proporcionará una carga positiva de alegría durante un día entero para una persona a cualquier edad.

Y después de cualquier resfriado, aunque solo sea por un corto tiempo, debe cuidarse y no visitar lugares con grandes multitudes de personas, porque el sistema inmunológico solo se está restaurando en este momento. Mejor pasar tiempo al aire libre sin sobrecargarte con el esfuerzo físico.

Sueño saludable

Entre los factores no obvios que contribuyen al fortalecimiento del sistema inmunológico, el sueño saludable. Con un buen descanso nocturno, la resistencia del cuerpo aumentará significativamente. Debido a los cambios de humor, irritabilidad y llanto, el sueño del niño se ve perturbado y todo esto puede afectar su comodidad mental y su salud en general.

Durante mucho tiempo se ha observado que los niños que no duermen lo suficiente regularmente se vuelven mucho más susceptibles a las enfermedades. Incluso hay ciertos parámetros sobre cuánto debe dormir un bebé a qué edad. Hasta los 6 meses, es normal que su hijo o hija duerma aproximadamente 18 horas al día, hasta un año y medio, esta cifra se reduce a 12-13 horas, los niños menores de 7 años deben dormir al menos 10-11 horas. De lo contrario, la inmunidad puede verse seriamente comprometida.

Por supuesto, es necesario hacer un descuento en el hecho de que todos los niños son diferentes, y estos son todos los indicadores promedio. Pero debe intentar proporcionar el modo óptimo en el que el bebé nunca tendrá un déficit de sueño. Es necesario acostarse por la noche y levantarse por la mañana al mismo tiempo, por lo que acostumbrará al niño a un régimen que le será útil en su vida futura. El régimen puede fortalecer significativamente el sistema inmunológico a cualquier edad, y especialmente en niños.

Gotas de nariz para la promoción de la salud.

Anteriormente en este artículo, mencionando que es posible que un niño tenga inmunidad, mencionamos principalmente las píldoras. De hecho, hay una gran cantidad de gotas que tienen un efecto similar en el cuerpo.

Uno de los más efectivos de estos medicamentos se llama "Derinat". Está dirigido a restaurar el tejido dañado y eliminar la inflamación en la nariz, al mismo tiempo que es un inmunomodulador.

Sus propiedades útiles incluyen mejorar la inmunidad humoral y celular, aumentar la resistencia a las enfermedades catarrales, mejorar la respuesta inmune oportuna, aumentar la actividad del sistema linfático, estimular el sistema inmunitario para aumentar la protección durante varias infecciones virales, bacterianas y fúngicas, acelerar los procesos de curación y reparación celular y normalizar el metabolismo. sustancias

Para designar estas gotas en la nariz para la inmunidad a los niños, el médico de cabecera puede. Después de todo, es adecuado incluso para niños desde los primeros meses de su vida. Se toma no solo para aumentar la inmunidad, sino también en los primeros síntomas de un resfriado, para prevenir enfermedades. Se recomienda que gotee en los senos nasales dos gotas el primer día cada hora. Luego cuatro días más, una gota cuatro veces al día. El tratamiento se lleva a cabo no más de diez días, a menos que su médico indique lo contrario.

Las contraindicaciones para el fármaco no es tanto. Esta es una reacción alérgica e intolerancia individual a los componentes individuales. Si observa estrictamente la dosis, no se producirán efectos secundarios.

Remedios populares

Hay una gran cantidad de remedios populares para mejorar la inmunidad en los niños. Como regla general, estas son tinturas, decocciones, frutas saludables que ayudan al cuerpo a obtener las sustancias faltantes.

Por ejemplo, los niños que reciben una gran cantidad de sustancias minerales y proteínas que son extremadamente beneficiosos para el cuerpo ayudan a los frutos secos para la inmunidad. La receta clásica de la mezcla de nueces consiste en tales ingredientes:

  • 150 gramos de nueces,
  • 150 gramos de albaricoques secos frescos,
  • limon
  • 200 gramos de miel.

Los albaricoques secos deben lavarse a fondo. Escaldar el limón con agua hirviendo y cortar en rodajas. Tuerza todos los ingredientes en una picadora de carne, luego agregue miel y mezcle bien.

Esta mezcla se dobla en un frasco y se almacena en el refrigerador. Debe comer una cucharada con el estómago vacío antes de cada comida principal.

La receta de limón y miel para la inmunidad infantil tiene un efecto beneficioso. Para ello, cocinar:

  • 100 gramos de raíz pelada,
  • 200 gramos de miel
  • 4 limones.

Se recomienda una cucharada de esta masa para agregar agua hervida y beberla antes de acostarse.

También hay una gran cantidad de recetas simples que ayudarán a aumentar la inmunidad. Por ejemplo, para fortalecer la inmunidad del bebé, puede beber caldo de cadera, miel o agua de limón (a razón de una cucharadita de miel o jugo de limón por taza de agua hervida). Los tés hechos de flores de lima, manzanilla, coltsfoot y jugos son altamente efectivos.

A menudo los niños se enferman por falta de vitaminas. Por lo tanto, en una picadora de carne, omita media taza de pasas, un vaso de nueces, media taza de almendras, ralladura de dos limones y exprima los limones en la masa resultante. Mezclar todo esto con medio vaso de miel derretida. La mezcla se debe infundir durante un par de días en un lugar oscuro, luego darle al niño dos cucharaditas 3 veces al día una hora antes de las comidas.

Para fortalecer la inmunidad en forma y salvado. La receta es esta: una cucharada de centeno o salvado de trigo se vierte con un vaso de agua y se hierve durante unos 40 minutos, revolviendo constantemente. Después de eso, agregue una cucharada de flores secas de caléndula aplastadas, hierva unos minutos más, enfríe, filtre y agregue un poco de miel. Beba esta infusión debe ser cuatro veces al día por un cuarto de taza.

Refuerza la inmunidad infantil y la decocción de la cola de caballo. Una cucharada de cola de caballo se vierte con agua hirviendo y se bebe, dejándola reposar. Ayuda especialmente durante una epidemia de gripe o durante una enfermedad que ya ha comenzado a fortalecer el cuerpo. Solo preste atención al hecho de que está contraindicado para personas con problemas renales.

Cómo mejorar la inmunidad de los remedios populares infantiles.

Tratamiento natural para fortalecer eficazmente el sistema inmunológico del organismo. Un padre no tendrá que acudir a la farmacia para obtener fondos caros. ¿Cómo puedo mejorar la inmunidad del niño con la ayuda de la medicina tradicional?

  1. El ajo y la cebolla. Incluso el aroma de estos vegetales ayuda a matar bacterias, virus. Agregue el ajo o las cebollas finamente picadas que pueden estar en los platos, o se descomponen en la casa.
  2. Productos lácteos. Saturadas con bifidobacterias y lactobacilos beneficiosos, que establecen la microflora intestinal. El calcio contenido en yogur, queso, masa fermentada, también ayuda a fortalecer los huesos.
  3. Limón Si no hay alergia a los cítricos, siéntase libre de agregar un poco de limón a la dieta.
  4. Nueces Mezcla diferentes tipos de nueces o una con miel, comamos la dulzura útil del bebé. La miel también es un excelente medio para mejorar la inmunidad: elegir la variedad de trigo sarraceno o lima.
  5. Caldos y bebidas de frutas. La rosa mosqueta, la manzanilla, la grosella, el arándano en las bebidas son muy útiles para mejorar la salud y proteger contra las infecciones.

Cómo mejorar la inmunidad del niño tras los antibióticos.

El uso de antibióticos ayuda a hacer frente a la enfermedad, pero no pasa por el cuerpo sin dejar rastro. Защита иммунной системы снижается, убивается микрофлора желудка, поэтому силы ребенка нужно восстанавливать и после приема препаратов. Какие меры нужно предпринять после курса антибиотика:

  1. Проконсультируйтесь у врача по поводу приема средств, восстанавливающих микрофлору кишечника и защитные силы организма. Это не только лекарства, а еще и кисломолочные продукты.
  2. Натуральные средства являются одними из самых эффективных. Это:
    • отвары и чаи (лимонник, шиповник, имбирь, эхинацея),
    • мед,
    • алоэ,
    • лимон.
  3. Reconsiderar la dieta: dar menos alimentos altos en grasa, azúcar, especias. Es mejor equilibrar los alimentos y usar solo el proceso de cocción o al vapor. Los productos lácteos, los platos deben estar en el menú más.
  4. La mañana debe comenzar con la carga, y durante el día deben ser juegos al aire libre.
  5. Endurece al niño, no evites caminar al aire libre, visita el baño.
  6. La eliminación de toxinas está bien hecha con abundante agua potable.

Cómo mejorar la inmunidad de un niño de 2 años en casa.

Antes de fortalecer el sistema inmunológico del niño con diversos medios, elimine las situaciones estresantes de su vida. Asegúrate también de que la comida esté equilibrada. Los caldos y las infusiones con un sabor específico no siempre pueden ofrecerse al bebé, es posible que no los tome en absoluto. ¿Cómo mejorar la inmunidad de un niño 2 años en este caso? Dulces saludables te ayudarán. Receta

  1. pasas, albaricoques secos, picar nueces,
  2. Añadir un poco de miel, jugo de limón,
  3. mezclar, almacenar la mezcla en el refrigerador:
  4. Tres veces al día, déle al bebé una cucharadita de esta composición.

Cómo mejorar la inmunidad de un niño en 3 años antes de kindergarten

El amor es lo que un padre adulto puede darle a su bebé en cualquier momento, y esta será la mejor cura para las infecciones. Cuando un niño se siente cuidado, cálido, entonces el jardín de infantes no es terrible para él, no estará enfermo e incluso las tensiones no amenazan. Comience la mañana con una carga de seguro, obtengamos más vitamina C y bayas frescas, verduras, frutas. El descanso y los juegos activos alternan, asegúrate de dar un paseo en un nuevo descanso. Asegúrese de seguir las reglas de higiene personal; después de cada paseo por la calle, al ir al baño, enseñe a los niños a lavarse las manos.

Cómo aumentar la inmunidad del niño en los 4 años posteriores a la enfermedad.

Cuando el bebé está enfermo, su cuerpo se debilita significativamente y es necesario prevenir la reinfección. Lo que mejorará la condición:

  1. Ventile las habitaciones de la casa, haga cuidadosamente la limpieza en húmedo, limpie el polvo.
  2. Mantenga la higiene del niño en casa y en un paseo, para no reponer las “reservas” de virus y bacterias patógenas.
  3. Necesitas beber más líquidos, comer bien, comer menos harina dulce, frita, grasa.
  4. Un buen estado de ánimo afecta en gran medida la fuerza de la defensa del cuerpo, así que use los juegos activos que le gustan a su hijo.

Regla uno: una dieta completa y variada: el primer paso para fortalecer el sistema inmunológico

Si es posible, intente al menos seis meses amamantar. En este caso, y en igualdad de condiciones, la inmunidad del niño está respaldada por inmunoglobulinas (anticuerpos) que se encuentran en la leche materna. El efecto inmunitario más alto en el calostro: la primera leche materna gruesa, que contiene una gran cantidad de anticuerpos.

En el futuro, un componente importante del menú infantil debe ser productos lácteos. En el requesón, el yogur, el kéfir, la ryazhenka y otros alimentos lácteos fermentados contienen probióticos, lacto y bifidobacterias, que afectan favorablemente a la microflora intestinal, normalizan el proceso de digestión. El consumo diario de productos lácteos tiene un efecto positivo en el sistema inmunológico del niño.

Pero en consumo de azúcar por el contrario, el bebé debe ser limitado. Según los expertos, el consumo excesivo de azúcar reduce la capacidad del cuerpo para combatir virus y microbios en un 40 por ciento. Y no se trata solo de dulces, chocolate o azúcar en su forma pura. Es más que suficiente en jugos aparentemente inocuos y los mismos yogures con aditivos. Por lo tanto, comprando productos para la mesa de los niños, estudie cuidadosamente la composición y dé preferencia a aquellos en los que el contenido de azúcar sea mínimo o esté completamente ausente. Lo que no es un lugar en la dieta del niño, especialmente con un sistema inmunológico débil, son los chips, las bebidas gaseosas y cualquier comida rápida.

Se da un lugar especial en la dieta del niño. frutas y verduras. Son útiles en cualquier forma, pero en bruto - especialmente. Al mismo tiempo, no debe perseguir las delicias de ultramar en el deseo de diversificar el menú del niño. Por el contrario, a los niños menores de 3 años generalmente no se les recomienda dar verduras, frutas y bayas exóticas. El mango, el aguacate, el pomelo, el kiwi, las piñas, la papaya, los cítricos e incluso los plátanos se posponen mejor por un tiempo, pero luego ingresan al menú de manera gradual y gradual. Los exóticos pueden no solo ser duros para el estómago del bebé, sino también causar una reacción alérgica. Por lo tanto, es mejor minimizar el riesgo y confiar en las verduras y frutas locales.

Si el niño no tiene un amor especial por las verduras y las frutas, muestre imaginación: haga figuras divertidas de zanahorias, pepinos, remolachas hechas de col y flores de lechuga de hojas. Hacer que comer verduras no solo sea útil, sino también divertido. Créame, el resultado no tardará en llegar: las vitaminas y minerales que se encuentran en las frutas y verduras fortalecerán significativamente la inmunidad de su hijo.

Regla dos: el sueño saludable aumenta la resistencia del cuerpo

¿Sabes lo que es un bebé soñoliento? Llorar, cambios de humor, irritabilidad, lo que se encuentra en la superficie. Si miras más a fondo, resulta que la falta de sueño no solo afecta el bienestar mental del niño, sino también su salud en general. Los niños que no duermen lo suficiente regularmente son más susceptibles a la enfermedad. Para un bienestar perfecto, los recién nacidos y los niños de hasta 6 meses en total necesitan hasta 18 horas de sueño completo por día, los bebés de hasta 1,5 años de edad - 12-13 horas, los niños de 2 a 7 años de edad - al menos de 10 a 11 horas.

Por supuesto, todos los niños son diferentes: algunos de ellos se agotan a las 8 pm, otros no se pueden poner en 23. Sin embargo, trate de garantizar un régimen diario óptimo, en el que el niño no experimente falta de sueño. Ir a la cama y levantarse por la mañana debe ser al mismo tiempo. El régimen diario correcto puede fortalecer enormemente el sistema inmunológico del niño.

Inmunidad del recién nacido.

El nacimiento de un niño siempre está acompañado por una reunión de inmunidad infantil con sustancias extrañas. La microflora del tracto gastrointestinal es la fuente más fuerte de estimulación antigénica.

Enumeramos las partes principales de la inmunidad del recién nacido:

  1. Sistema de fagocitosis. Los leucocitos de los recién nacidos tienen una capacidad reducida para matar bacterias, por lo que los bebés corren el riesgo de infecciones bacterianas graves. La cosa está en la actividad insuficiente de las opsoninas (sustancias (anticuerpos) que mejoran la fagocitosis), cuyo número está interconectado con el peso corporal de los recién nacidos. Se observa una disminución significativa de las opsoninas en los bebés prematuros y en los niños con retraso del crecimiento intrauterino.
  2. Complemento de sistema proteico.. En los bebés, el contenido de proteínas del complemento es solo la mitad de la cantidad de elementos séricos en la sangre de la madre, lo que afecta significativamente la capacidad del sistema inmunitario para resistir la infección. Al sexto día de vida, se observa un aumento fisiológico en el contenido de proteínas del sistema del complemento en la sangre.
  3. Sistema de células T. El número de linfocitos T en la sangre de los recién nacidos es suficiente. Sin embargo, la capacidad funcional de estas células sanguíneas no es suficiente para proteger contra las bacterias.
  4. Sistema de células B del recién nacido.. No se observa deficiencia de linfocitos B Pero hay más poblaciones inmaduras que adultos.
  5. Inmunoglobulinas:
  • Las inmunoglobulinas neonatales están representadas predominantemente por la fracción G,
  • Las inmunoglobulinas M están contenidas en el rango de 0,25 a 0,30 g / l de suero,
  • Las inmunoglobulinas A están completamente ausentes, lo que se manifiesta por la falta de protección de las membranas mucosas del recién nacido. La inmunoglobulina A comienza a sintetizarse solo 2 semanas después del nacimiento.

Las inmunoglobulinas G de un bebé recién nacido son anticuerpos maternos contra partículas bacterianas y virales con las que una mujer ha estado en contacto antes y durante el embarazo. La deficiencia de inmunoglobulina es la causa más común de trastornos inmunitarios en niños pequeños.

El recién nacido es un período crítico para la formación de inmunidad, por lo tanto, para cualquier resfriado leve, los padres del niño deben tener cuidado de no perderse el desarrollo de complicaciones graves con la formación de un estado de inmunodeficiencia.

Es importante La inmunidad de un recién nacido prematuro es imperfecta. Las fuerzas protectoras de la inmunidad de los bebés prematuros se reducen significativamente. Esto se manifiesta por una mayor susceptibilidad de la prematuridad a las enfermedades infecciosas en comparación con los recién nacidos a término.

Formación de inmunidad en niños.

  • a partir de 2 meses las inmunoglobulinas maternas se desintegran. En consecuencia, el contenido de inmunoglobulina G en la sangre del niño disminuye. Durante este período, la vacunación es un factor poderoso que influye en el desarrollo de la inmunidad.
  • en el período de 2 a 6 meses, debido a la falta de anticuerpos en el niño, aumento de la sensibilidad a los virus de la parainfluenza, la influenza, el virus de la PC,
  • a la edad de 5-6 años, se desarrollan activamente zonas dependientes de órganos linfoides, que se manifiestan por un aumento de los ganglios linfáticos. A esta edad, las infecciones virales latentes que debilitan el sistema inmunológico son comunes.

El papel de la lactancia materna en el desarrollo de la inmunidad del recién nacido.

Los anticuerpos y otros componentes de la inmunidad se transmiten a la leche materna del bebé, que protege al recién nacido de enfermedades infecciosas graves. La prolactina y la progesterona forman un sistema secretor de inmunidad en el seno materno.

A través de la leche, el bebé recibe fagocitos e inmunoglobulina A, que protege el epitelio de la pared intestinal de los agentes microbianos.

Además, la lactancia materna ayuda a proteger a los niños de hasta 1 año de edad contra los serotipos enteropatogénicos de Escherichia coli, Salmonella, neumococos, estreptococos, Shigella.

Tipos de medicamentos utilizados en la práctica pediátrica para mejorar la inmunidad del bebé

Grippferon Es un interferón recombinante. Aumenta la actividad antiviral del sistema inmunológico. Capaz de inhibir la multiplicación de virus. Especialmente eficaz durante una epidemia de gripe. El fármaco aumenta el contenido de inmunoglobulina A en la secreción nasal y destruye el agente causante de la enfermedad. También es eficaz contra la infección por adenovirus.

Viferon. En bebés, se usa más a menudo en velas por 150,000 UI. Activa la protección antiviral del cuerpo, reduce el período de fiebre con SARS en los recién nacidos, reduce la gravedad de la inflamación de las membranas mucosas. Capaz de aumentar la inmunidad del niño contra las enfermedades del virus del herpes.

Aflubin. La medicina homeopática, tiene un efecto complejo sobre el sistema inmunológico. Altamente eficaz en la prevención rutinaria de infecciones respiratorias agudas.

Anaferon. Creado sobre la base de dosis ultra bajas de anticuerpos. Se puede utilizar a partir de los 6 meses de edad. Eficaz con la gripe y el SARS.

Bronco munal p. Pertenece al grupo de lisados ​​bacterianos de acción sistémica. Se utiliza en la corrección de la inmunidad en niños enfermos frecuentes y prolongados. El efecto antiinfeccioso de la broncemia se asocia con un aumento en el contenido de inmunoglobulina A en el suero y la secreción del tracto respiratorio superior.

En los niños que sufren enfermedades pulmonares frecuentes, reduce significativamente el número de exacerbaciones durante el año. En niños con alergias, la broncemia puede reducir el número de episodios de obstrucción bronquial.

IRS-19. Se utiliza en la práctica pediátrica a partir de los 3 meses de edad. La preparación contiene 19 cepas de microorganismos que causan ARVI en niños. El medicamento se utiliza para fortalecer la inmunidad del bebé reduciendo la inflamación de la mucosa nasal, licuando el moco y facilitando su salida.

El efecto de fortalecimiento en la inmunidad del recién nacido se manifiesta en la protección contra las complicaciones siniestras en forma de otitis y sinusitis. Para la prevención, se recomienda usar IRS-19 durante un mes, en dosis dependiendo de la edad del bebé.

Imudon. La preparación de Imudon ayuda a mantener la inmunidad en los niños durante el aumento estacional de las enfermedades respiratorias. El bebé puede recibir los datos de la droga a partir de los 3 años de edad.

Imudon es una mezcla de lisados ​​de bacterias y hongos que son más comunes en la cavidad bucal, es decir, que son eficaces contra la mayoría de los patógenos ARD.

Polioxidonio. El medicamento afecta a todas las partes del sistema inmunológico. En los bebés para mejorar la inmunidad se utiliza más a menudo en forma de una solución para uso intranasal. Eficaz con el asma bronquial.

¿Cómo fortalecer la inmunidad del niño sin drogas?

Solo un alergólogo-inmunólogo competente puede aumentar la inmunidad de los niños con la ayuda de medicamentos. Los padres, por otro lado, deben conocer las formas básicas de fortalecer el sistema inmunológico de un niño menor de un año de edad mediante métodos no farmacológicos. ¿Cómo mejorar la inmunidad del bebé, sin recurrir al uso de inmunomoduladores?

  • endurecimiento. Método eficiente y asequible. Lo principal es observar el principio de gradualidad y no exagerar. El verano es la mejor época del año para comenzar a templar los procedimientos,
  • buena comida sanaequilibrado por el valor energético
  • terapia de vitaminas.

¡Las vitaminas se pueden comprar no solo en la farmacia! Los indicadores persistentes del sistema inmunitario pueden ser elevados al comer alimentos ricos en vitamina C. Para mejorar la inmunidad, las bayas de grosella negra, la decocción de rosa mosqueta y los cítricos deben administrarse al niño,

  • clima marítimo. El aire de mar rico en sales y ozono tiene un efecto beneficioso sobre el sistema inmunológico,
  • Terapia de ejercicios y masajes..

El papel de la disbacteriosis en la formación de la inmunidad infantil.

La composición normal de la microflora intestinal del niño es parte integral de una fuerte inmunidad. Hasta el 80% de las células inmunes de un bebé se encuentran en la mucosa intestinal.

La disbiosis intestinal en el recién nacido es una condición caracterizada por un cambio en la composición cuantitativa y cualitativa de la microflora intestinal.

Los fármacos utilizados para la corrección de la microflora intestinal también pueden atribuirse al grupo. Medicamentos que afectan la inmunidad del infante:

  • probióticos y prebióticos (Bifiform, Hilak-forte, Linex, Acipol, Bifidumbacterin),
  • Inmunomoduladores (KIP, Kipferon, Likopid, Nucleinato de Sodio).

  1. Recién nacido - un período crítico de formación de inmunidad en el niño.
  2. La lactancia materna es un eslabón necesario en el desarrollo de una fuerte inmunidad en los bebés.
  3. Los niños pequeños no pueden evitar enfermarse, pero estas enfermedades no deben ser muy frecuentes ni graves. Con infecciones frecuentes y graves, está indicada la administración de fármacos inmunitarios.
  4. La composición normal de la microflora intestinal del niño es parte integral de una fuerte inmunidad.

Maneras de fortalecer la inmunidad en niños.

La inmunidad débil en los niños se produce debido a una serie de factores. Muy a menudo disminuye después de una enfermedad. En este caso, el niño es susceptible a la infección más leve y es propenso a las complicaciones, incluso después del resfriado común, la enfermedad puede volverse crónica. En este caso, los padres piensan qué hacer y qué medidas tomar para aumentar la resistencia del cuerpo.

La inmunidad en un niño puede mejorarse utilizando una amplia gama de medidas:

  • Curso de tratamiento con inmunoestimulantes. Para estos fines, no es necesario usar medicamentos en forma de píldora, puede comprar interferón ordinario en forma de polvo y diluirlo, luego enterrarlo en las fosas nasales. Puedes comprar una solución ya hecha. Este método ayudará a prevenir la recurrencia de la enfermedad. Sin embargo, no se recomienda usar constantemente estos medicamentos. 10 días es suficiente.
  • Terapia de vitaminas. Para mejorar la inmunidad en los niños, se recomienda llenar la falta de elementos traza necesarios. Para hacer esto, actualmente hay muchos complejos vitamínicos para niños de diferentes edades.
  • Endurecimiento Un procedimiento muy importante es la ducha de contraste, que puede aumentar el sistema inmunológico y aumentar la resistencia del cuerpo a diversas infecciones virales y bacterianas. Pero en este caso, no necesitas exagerar y empezar poco a poco. En primer lugar, solo se puede verter las piernas y las manos alternativamente con agua fría o caliente. Luego, después de un rato, recorre todo el cuerpo. Para los niños no es necesario hacer una gran carrera de temperatura.
  • Regulación del día. Es importante que el niño todos los días esté al aire libre y que duerma al menos 8-9 horas al día. Cuanto más pequeños son los niños, más tiempo necesitan para dormir. No descuide las caminatas, incluso en climas fríos. Puedes salir por 20 minutos y eso será suficiente.

Productos para potenciar las defensas del organismo.

Muchos padres estarán interesados ​​en saber qué alimentos aumentan la inmunidad en los niños, porque las vitaminas y los oligoelementos útiles deben provenir principalmente de los alimentos.

Primero necesitas ajustar el modo de potencia. No se puede descuidar ninguna comida. En este caso, el desayuno para niños debe comenzar con cereales en leche. Puede ser una variedad de cereales: avena, avena, mijo o arroz. Si al niño no le gusta este alimento, entonces puede reemplazarlo con una tortilla o huevos hervidos. También es útil el queso cottage con crema agria. Por lo tanto, es importante que el cuerpo reciba suficiente proteína para el funcionamiento normal del sistema inmunológico.

En la dieta siempre deben estar los primeros platos. Se recomienda el consumo diario de frutas y verduras frescas que contengan las vitaminas necesarias para el organismo.

Productos necesarios para mejorar la inmunidad:

  1. kéfir, yogur natural, requesón, ryazhenka, crema agria,
  2. queso blando,
  3. pescado bajo en grasa
  4. Plátanos, naranjas, mandarinas, caqui, manzanas, feijoa, kiwi, etc.,
  5. помидоры, баклажаны, огурцы, болгарский перец, кабачки, тыква, капуста брокколи,
  6. мед,
  7. чеснок и лук.

Еще следует включать полезные напитки, повышающие иммунитет у детей: морсы из свежих ягод, кисели и натуральные травяные чаи.

Питание должно быть разнообразным и полезным. Необходимо исключить жвачки, чипсы и прочий суррогат. Полезно употреблять оливковое масло, добавляя его в салаты. Витамин D, поднимающий иммунитет, еще содержится и в растительном масле.

Sin embargo, debe recordarse que las frutas y verduras deben servir como un bocadillo saludable por la tarde, pero no pueden reemplazar una comida completa. Es mejor abandonar por completo la compra de chuletas y eliminar la carne roja de la dieta del niño. Turquía será más útil, y sobre todo, el caldo de pollo.

Nutrición adecuada

La forma más fácil de cuidar la salud de su bebé es proporcionarle a su dieta los productos más útiles que le proporcionarán al cuerpo sustancias beneficiosas.

Para un crecimiento y desarrollo completos necesitas hacer la dieta de un niño, que incluirá la cantidad requerida de proteínas, grasas, carbohidratos, minerales y vitaminas.

Productos que contienen vitaminas para elevar la inmunidad.

Los remedios populares más familiares que le ayudarán a aumentar rápidamente la inmunidad de su hijo son los alimentos que contienen grandes cantidades de vitaminas. Estos productos también deben incluirse en el menú regular del bebé.Pero hay ocasiones en que una dieta normal no es suficiente (fuera de temporada, cambio climático, un resfriado reciente, etc.).

Si la situación lo requiere, debe aumentar el número de estos productos útiles.

Frutas y verduras

Todos sabemos que contienen un alto contenido de vitaminas, fibra, minerales y fitonutrientes. Entre las frutas, las frutas cítricas y las manzanas, que están enriquecidas con vitamina C (necesaria para la prevención de los resfriados), tienen el efecto más favorable sobre la inmunidad. Y las manzanas también ayudan a mantener una microflora intestinal saludable y normalizar el proceso digestivo.

También se recomienda su uso: granadas, tomates, arándanos, col roja, toronjas. (tienen un efecto beneficioso no solo sobre la inmunidad, sino también sobre el corazón), las zanahorias y la calabaza (contienen sustancias que se convierten en vitamina A), el brócoli (tiene propiedades antiinflamatorias).

Cereales integrales

Muchas personas subestiman todos los beneficios de los cereales. Sin embargo, son una buena fuente de vitaminas y oligoelementos. Por lo tanto, los nutricionistas recomiendan incluir cereales para el desayuno en la dieta de los niños.

Al cocinar casi todos los nutrientes desaparecen las gachas.. Se recomienda verter la sémola con agua hirviendo e insistir en la noche. Para aumentar el contenido de vitaminas en las gachas, se recomienda agregar bayas o frutas (frutas secas).

Incluso nuestras abuelas con resfriados nos dijeron que bebiéramos té con miel, porque Mejora la inmunidad muy bien y tiene un efecto beneficioso en el sistema circulatorio. La miel es un manjar muy sabroso. Por lo tanto, no tendrá que persuadir a su hijo para que coma una cucharada de miel durante mucho tiempo. Mejor elegir miel de abeja.

[tipo de casilla = "advertencia"]¡Es importante saberlo! La miel es un alérgeno fuerte. Si su hijo es propenso a las alergias, entonces es más probable que tenga una reacción a la miel. [/ Box]

En este caso, es mejor abandonar a la abeja y elegir una opción menos alergénica. Tampoco debes darles miel a los niños hasta los 2 o 3 años, porque El riesgo de desarrollar alergias a esta edad es el más alto.

Cebollas y ajo

Sobre estas verduras hay que decirlas por separado, porque Contienen muchos fitómidos que combaten las bacterias dañinas. Las cebollas y el ajo han sido durante mucho tiempo el mejor remedio popular que mejora la inmunidad rápidamente. Se les puede dar al niño así, con pan u otro alimento. Pero no a todos los niños les encantan las cebollas y el ajo debido a su sabor amargo.

En este caso, las cebollas se pueden picar finamente y agregarse al plato, y el ajo para frotar la tostada. Sus propiedades volátiles también pueden usarse como protección. Corte la cebolla o el ajo en una fuente y colóquela cerca de la cuna u otro lugar donde se encuentre el niño.

Alimentos fortificados con vitamina D

Estos incluyen: pescado de mar, aceites vegetales y productos lácteos. En este momento, existe la teoría de que la gripe se puede controlar con la ayuda de la vitamina D. Entra al cuerpo principalmente a través de la piel con luz solar.

En invierno, el contenido de esta vitamina se reduce significativamente, por lo que se debe reponer al comer alimentos.rica en vitamina D. En el caso, al igual que con los cereales, la vitamina D desaparece cuando se fríe o hierve. Si decides cocinar el pescado, lo mejor es cocinar al vapor o estofado sin aceite.

Efecto beneficioso sobre el cuerpo. Puede utilizar todas las tuercas como un producto para mejorar la inmunidad. También se recomienda usar una variedad de tés de hierbas, productos lácteos y productos lácteos, jugos frescos, pero hablaremos de ellos más adelante.

Recetas de deliciosas mezclas de vitaminas

Los alimentos sanos se pueden tomar con alimentos o como un aditivo bioactivo. Si no tiene tiempo para precompilar el menú para su hijo durante un período prolongado, puede darle regularmente un delicioso remedio popular: mezclas de vitaminas. Pueden ayudar fácilmente a aumentar rápidamente la inmunidad del niño. A continuación se presentan algunas de estas recetas.

Receta 1: Mezcla de vitaminas útil

Para la preparación de una mezcla multivitamínica, necesitará: 1 limón, 50 gramos de higos y 100 gramos de pasas, albaricoques secos, miel y cacahuetes o nueces. Antes de cocinar, lave bien el limón con agua caliente. Rallarlo en una cáscara rallada.

Luego corte las nueces, las pasas, los albaricoques secos, los higos en una licuadora y combínelos con la cáscara. Exprima el jugo de limón en la mezcla preparada y agregue miel líquida. La composición resultante se deja durante 48 horas en un plato oscuro. Después de darle al niño 1-2 cucharaditas 3 veces al día durante una hora antes de las comidas.

Receta 2: sobre manzanas

Para la fabricación de medicamentos tomar: 3 manzanas, 1 vaso de nueces, 0,5 vasos de agua y 0,5 kg cada una. Arándanos y azúcar. Luego machaca las bayas y corta las manzanas en cubos pequeños.

Mezclar todos los ingredientes, cubrirlos con agua y hervir a fuego lento. Enfriar la mezcla. Tomar debe ser 1 cucharadita dos veces al día.

Receta 3: una mezcla de frutos secos.

Para preparar una mezcla de frutas secas, necesitarás: 1 limón y 250 g de pasas, miel, nueces, ciruelas y albaricoques secos.
Hacemos lo mismo con el limón que en la primera receta.

Clasificamos frutas secas, lavamos y secamos. Todos los ingredientes, a excepción de la miel, moler la licuadora o torcer en una picadora de carne. Luego verter la miel y poner en un frasco estéril. Es necesario darle al niño 1 cucharadita en 30 minutos. Antes de las comidas 3 veces al día.

Jugos frescos y sus beneficios.

Sabemos que las verduras y las frutas son buenas para el cuerpo. Pero también los jugos frescos son útiles, que son mucho mejores que el jugo de los paquetes. Contienen muchas sustancias biológicamente activas involucradas en el trabajo de todo el organismo. Pero cada jugo afecta al cuerpo de diferentes maneras, por lo que debe comprender todos los tipos de jugos que su hijo puede y debe beber.

  • Albaricoque. Tiene un efecto beneficioso sobre el hígado y la piel, mejora la vista,
  • Naranja. Contiene una gran cantidad de vitaminas C, B1, B5, B12. Se recomienda para resfriados y estrés.
  • Abedul. Tonifica, activa el metabolismo, mejora el tracto digestivo,
  • Uva. Recomendado para niños, rico en hierro, tonos,
  • Granada. Es hematopoyético, mejora la inmunidad, tiene un efecto beneficioso en el trabajo de casi todos los órganos, contiene muchas vitaminas, sales minerales, azúcares, fibra,
  • Toronja. Contiene vitamina C, normaliza el metabolismo y la presión arterial,
  • Pera. Previene la obesidad,
  • La col. De rápida absorción, rico en cloro, azufre y yodo, mejora el estado del cabello, la piel y las uñas.
  • Limón. Fuente de vitamina C y muchos otros nutrientes, mejora los sistemas nervioso y circulatorio,
  • La zanahoria. Contiene potasio, ácido fólico y carotenoides, que forman la vitamina A. Esta vitamina es responsable del estado de la piel y las membranas mucosas.
  • Espino cerval de mar. Contiene vitaminas: A, B1, B2, B3, C, E, oligoelementos: boro, hierro, manganeso, antibióticos a base de hierbas y ácidos orgánicos.
  • Durazno. Rico en sales de potasio que fortalecen los músculos del corazón,
  • Remolacha. Contiene calcio, sodio, cloro. Mejora la condición del sistema nervioso, riñones, vesícula biliar y vasos sanguíneos. Se recomienda tomar después de unas horas de preparación,
  • El tomate. Rico en azúcares naturales, vitamina C, ácidos orgánicos. Mejora la memoria, la función cardíaca, el metabolismo, el sistema nervioso, tiene propiedades antioxidantes,
  • La calabaza. Mejora la circulación sanguínea, la función intestinal y hepática. Elimina toxinas, combate los resfriados y el estrés,
  • Jugo de grosella negra. Aumenta la inmunidad
  • Jugo de rosa mosqueta. Mejora el metabolismo, el apetito, la resistencia a las infecciones, aumenta la resistencia,
  • Manzana. Rico en hierro, potasio y boro.

[tipo de caja = "información"]Presta atencion Se recomienda que los niños de hasta tres años de edad diluyan el jugo con agua 1: 1. Para beber, es mejor que lo preparen recién preparado, en pequeños sorbos o con un sorbete, 30-40 minutos antes de una comida. [/ Caja]

Después de beber el jugo, pídale al niño que se enjuague la boca con agua para mantener el esmalte en buenas condiciones.

Preparaciones multivitamínicas.

Si la inmunidad está muy debilitada o no tiene la oportunidad de proporcionarle al niño la cantidad necesaria de vitaminas que se suministrarán a través de los alimentos, debe recurrir a los productos que se venden en las farmacias.

Si su bebé no tiene instrucciones especiales del médico, entonces es mejor elegir preparaciones multivitamínicas. Contienen todas las vitaminas y oligoelementos necesarios que el niño debe recibir diariamente..

Al elegir las vitaminas para un niño, uno debe tener en cuenta su edad y otras características individuales, ya que Depende de esta tasa diaria de consumo de sustancias necesarias.

Si no lo hace, entonces tiene la oportunidad de elegir la dosis incorrecta, lo que dará lugar a efectos adversos. Al seleccionar un complejo vitamínico para su bebé, es mejor consultar con un pediatra, o al menos con un farmacéutico en la farmacia.

Productos lácteos para eliminar gérmenes y restaurar la microflora intestinal.

El intestino juega un papel importante en la formación de la inmunidad, porque es en ella que funciona el mayor número de células del sistema inmunológico.

Se produce una inmunidad reducida debido a la disbiosis (disminución de la cantidad normal de prebióticos en el intestino). Los prebióticos producen la mayoría de las vitaminas, y también son responsables de la eliminación de toxinas. y prevenir la reproducción de bacterias dañinas.

Para mantener la microflora intestinal normal, se necesitan lactobacilos y prebióticos. En este momento, hay bastantes bebidas "enriquecidas" y "fortificadas" en las tiendas. Pero es mejor actuar como un método comprobado para aumentar la inmunidad del niño muy rápidamente.

Desde la antigüedad, el queso se llamaba cualquier producto de leche agria, incluido el requesón, del cual se hacían tortillas fritas.

[tipo de caja = "nota"]Remedios populares: kéfir, ryazhenka y yogurt natural. - Actúa mejor que los que ves en los estantes. Por lo general, beben estas bebidas por la noche (antes de irse a la cama), pero muchos médicos recomiendan usarlas por la mañana. [/ Box]

Los estudios han demostrado que si su hijo consume productos lácteos dos veces al día, el riesgo de desarrollar SARS y gripe se reduce significativamente (especialmente en niños de 3 a 7 años). En el caso de la enfermedad, los niños que consumen regularmente productos lácteos presentan síntomas menos pronunciados y reducen significativamente la duración de la enfermedad.

Para que un niño crezca sano y activo, necesita la rutina diaria correcta, que debe incluir ejercicio, una caminata, un horario de comidas y sueño, y procedimientos higiénicos.

Ejercicio matutino

Comenzar el día es mejor con el ejercicio, que ayuda a animarse, a traer músculos y vasos sanguíneos en tono, lo que no tiene un efecto pequeño en la actividad mental.

Siempre que el niño haga regularmente ejercicios matutinos, su apetito mejora.El suministro de sangre, la función cerebral, reduce el riesgo de enfermedades y la fatiga rápida.

Caminando y endureciendo

Una buena manera de aumentar la inmunidad del niño muy rápidamente - remedios populares, tales como: aire fresco y endurecimiento. Para participar en el endurecimiento del niño debe comenzar desde la infancia. En primer lugar, no debe repetir el error de muchos: envolver excesivamente al niño y mantenerlo en una habitación calurosa y tapada.

[tipo de caja = "información"]¡Es importante recordar! El niño se adapta al ambiente durante las 2 primeras semanas de vida. Esto significa que si enseguida le enseña a su hijo la temperatura normal del aire (18 - 22 ° C), más tarde no se congelará todo el tiempo. [/ Box]

Viste al niño exclusivamente para el clima. Olvida la vieja expresión "el calor de los huesos no duele". Durante mucho tiempo se ha demostrado que el sobrecalentamiento del cuerpo es peor que la hipotermia. Lo mismo se aplica a las piernas: el pie de una persona está diseñado para caminar sobre una superficie fría. En los pies no hay órganos vitales que puedan ser la congelación, por lo que un pie de bebé ligeramente fresco es la norma absoluta.

Además de envolver, los baños calientes son muy perjudiciales. Las aguas de baño deben estar entre 37 y 38 ° C. Para templar al niño, se recomienda reducir gradualmente la temperatura del agua de baño.

Lleve a su bebé a caminar, preferiblemente dos veces al día. Son muy importantes para la salud del niño, porque en la casa él respira polvo (incluso si lo arreglas varias veces al día, aún permanecerá), aire viciado (especialmente durante la temporada de calefacción).

Al estar en casa, el niño no recibe suficiente oxígeno, que satura todas las células del cuerpo, lo que puede ocasionar molestias. Si no tiene la oportunidad de llevarlo afuera, ventile la habitación tan a menudo como sea posible.

Descansar y dormir

Ningún otro remedio popular ayudará a aumentar la inmunidad de su hijo si no recibe un descanso adecuado. Los niños, especialmente los pequeños, trabajan demasiado rápidamente y el sueño ayuda a reponer la fuerza desperdiciada. Un niño menor de 7 años necesita dormir durante el día.

Si no lo recibe, el sistema nervioso se sobrecarga.Eso puede afectar negativamente a un mayor desarrollo. Además de descansar los músculos y el cerebro durante el sueño, el cuerpo está enriquecido con oxígeno (en el momento del sueño profundo, los pulmones se abren y la respiración se vuelve profunda).

Unas pocas horas antes de dormir, necesita jugar juegos tranquilos con su hijo (puede leer libros). Esto le permitirá calmar lo que sea necesario antes de acostarse. Para un buen descanso del cuerpo, el sueño nocturno debe comenzar a más tardar a las 22.00. Antes de acostarse, asegúrese de ventilar la habitación donde duerme el bebé. También puedes dar un paseo.

Duración recomendada del sueño y la vigilia de los niños 1.5 meses - 3 años

En el modo diurno, los grupos más pequeños (3-4 años) y medianos (4-5 años) de jardín de infantes proporcionan 12-12.5 horas para dormir, de las cuales 2 horas para un día de sueño de una sola vez. Para niños mayores (5-6 años) y grupos preparatorios (6-7 años), se requieren 11.5 horas para dormir (10 horas por la noche y 1.5 horas durante el día).

La duración del sueño en niños en edad escolar varía con la edad y es:

  • en 7-10 años - 11-10 horas,
  • a los 11-14 años - 10-9 horas,
  • 15-17 años - 9-8 horas.

Higiene y limpieza en la casa.

Los niños, especialmente hasta los 3 años, están explorando el mundo. Por todas partes se arrastran y miran en cada rincón. Pueden arrastrarse por el suelo y, después de un segundo, meterse las manos en la boca. Por lo tanto, para mantener la salud del niño, es importante mantener la limpieza en la casa. Deje tiempo para limpiar todos los días (también debe estar mojado).

Si tienes un niño pequeño, espera con tus mascotas. También debe evitar una gran cantidad de juguetes blandos y libros en la habitación donde está el niño, porque Recogen mucho polvo.

La higiene infantil es igualmente importante para el pleno desarrollo.. Los niños son muy activos y, en consecuencia, a menudo se ensucian y sudan. Por lo tanto, debe lavarse las manos después de los juegos y antes de comer, tomar una ducha diaria y, por supuesto, observar el baño de la mañana. No permita que los niños coman verduras y frutas sucias, ni levante algo en las calles. Esto puede conducir a diversas enfermedades.

Características del fortalecimiento de la inmunidad del niño tras la enfermedad.

Si su hijo ha sufrido una enfermedad recientemente, necesita saber cómo mejorar la inmunidad del niño muy rápidamente. Los remedios populares ayudarán a recuperar la fuerza y ​​no tendrán un impacto negativo en el cuerpo. Esto se puede hacer con la ayuda de mezclas de vitaminas (recetas descritas anteriormente) y varios tés, tinturas y decocciones útiles.

Recetas de tés y tinturas para fortalecer el sistema inmunológico:

Qué es la inmunidad.

Esta es toda una gama de actividades que el cuerpo emprende tan pronto como algo comienza a amenazarla.

El mecanismo de defensa reconoce al "huésped" extranjero (podría ser un virus, una bacteria, una toxina, etc.) y activa las "fuerzas especiales" (células especiales inmunocompetentes, cuya tarea es bloquear y destruir al extraño). Esta reacción se denomina respuesta inmune.

A veces, se produce una reacción autoinmune en el cuerpo cuando el sistema inmunitario destruye las células de su propio organismo, pero no las sanas, y aquellas que han sufrido mutación, por ejemplo, las células tumorales.

La inmunidad es mucho más "inteligente" de lo que parece, está perfectamente orientada en términos de "amigo o enemigo", y también tiene una "memoria" a largo plazo, porque después del primer contacto con un nuevo virus, lo "recuerda" y la próxima vez lo identifica rápidamente. y toma medidas urgentes.

Esta habilidad se puede demostrar claramente en todas las varicelas familiares. Вирус, который ее вызывает, практически не мутирует, поэтому после того, как человек переболел ветряной оспой, его иммунитет хорошо знает возбудителя болезни, и пресекает любые его попытки вызвать недуг снова. Человек болеет ветрянкой, как правило, лишь раз в жизни. А вот грипп и ОРВИ вызывают вирусы и их штаммы, которые постоянно видоизменяются, поэтому мы болеем этими недугами гораздо чаще.

Varios órganos y sistemas importantes están involucrados en la defensa inmune. La médula ósea roja crea células madre y es responsable de los linfocitos. Le ayuda activamente la glándula timo (glándula timo), que diferencia los linfocitos. Una carga considerable cae sobre los ganglios linfáticos, que se encuentran muy "pensados", a lo largo de los vasos linfáticos. El órgano más grande del sistema inmunológico es el bazo.

tipos de inmunidad

Cada uno de nosotros tiene dos inmunidades: una es innata, la otra se adquiere.Los actos congénitos solo colectivamente, entendiendo a los agentes extraños como un factor indeseable. No puede "recordar" nuevos virus y bacterias. Adquirida - inmunidad mas activa. Él "aprende" y "entrena" toda su vida, a partir de los primeros días después del nacimiento de un niño.

En niños posteriores al nacimiento, la carga máxima recae sobre la protección innata. Y gradualmente, con cada nueva enfermedad, con cada factor adverso del medio ambiente, se forma una inmunidad adquirida inicialmente débil e imperfecta.

¿Cómo entender que un niño tiene una inmunidad debilitada?

En niños pequeños, como descubrimos, la inmunidad adquirida (que es muy importante para las enfermedades) es muy débil y aún se está formando. Cuanto más joven es el cacahuete, más débil es su defensa.. Si el médico dice que el sistema inmunológico de su hijo es débil, significa que la falta de funciones protectoras está por debajo de ciertas normas de edad.

El médico llega a esta conclusión después de examinar la tarjeta del paciente. Si la frecuencia de las enfermedades, en su mayoría resfriados, en un niño excede de 5 a 6 veces al año, podemos hablar de inmunidad debilitada.

Los padres también pueden notar esta condición por sí solos, ya que las manifestaciones externas de la inmunodeficiencia son bastante vívidas: el niño ha perturbado el sueño, a menudo se queja de fatiga, dolores de cabeza, falta de apetito, humor depresivo, mayor mal humor. Un signo bastante característico: cabello débil, uñas, piel seca y problemática.. En los niños con inmunidad reducida pueden aparecer círculos oscuros debajo de los ojos, además, son más propensos a que otros niños tengan una tendencia a las alergias.

La medicina moderna ofrece un estudio especial del estado inmune. Para hacer esto, haga un inmunograma - un diagnóstico completo, que establecerá la composición de la sangre, la presencia de anticuerpos contra ciertas enfermedades, inmunoglobulinas, los expertos analizarán los componentes celulares del sistema inmunológico. El médico recibirá todos estos datos de un análisis especial de la sangre del paciente.

Las causas que causan la debilidad inmune son diferentes:

  • Anomalías congénitas de los órganos implicados en el mecanismo de defensa.
  • Defectos congénitos de los sistemas respiratorio y digestivo, así como la infección por VIH, que el niño recibió de forma intrauterina de la madre o de forma independiente (a través de una transfusión de sangre o instrumentos médicos no tratados).
  • Una infección previa, especialmente si no fue tratada adecuadamente.
  • El estado de hipoxia que experimentó el bebé durante el embarazo de la madre.
  • Nacimiento prematuro. Los bebés prematuros son más susceptibles a la infección.
  • Situación ecológica desfavorable, viviendo en una región con un fondo de alta radiación.
  • Uso prolongado e incontrolado de antibióticos y medicamentos antivirales: inmunoestimulantes e inmunomoduladores.
  • Un gran viaje, durante el cual el niño cambió la zona horaria y el clima.
  • Estrés fuerte.
  • Alto esfuerzo físico.

Esta no es una lista completa, pero común. Durante la manifestación de estos factores, vale la pena prestar mucha atención a la mejora del sistema inmunológico del niño.

Pero lo mejor es hacer con ingredientes naturales.

Miel y propóleo.

Los productos de abeja no deben administrarse a niños con alergias en la fase aguda y una tendencia a las reacciones alérgicas en general. No es recomendable dar miel a niños menores de tres años. Para aumentar la inmunidad, puede agregar miel a cualquier té que prepare para su hijo, leche y casi cualquier decocción e infusión de hierbas.

El propóleo se compra mejor en una farmacia en forma de una solución acuosa. Los niños le dan unas gotas, dependiendo de la edad, 2-4 veces al día.

Aunque, mis padres siempre me dieron propóleos una vez, por la mañana y solo durante el período de invierno. Este componente tampoco debe ser abusado.

Le dimos este medicamento a un niño solo cuando comenzaron las epidemias estacionales de ARVI y la gripe.

Las preparaciones de equinácea no deben administrarse a niños menores de un año, el resto de los niños pueden tomar esta planta medicinal por vía oral en dosis apropiadas para su edad.

Muchas preguntas son causadas por la preparación en el hogar del remedio y el régimen de dosificación.

Para preparar tintura casera, es necesario tomar 50 gramos. Hierbas picadas y 100 ml de agua hervida. Todos mezclan y mantienen el baño de vapor durante aproximadamente un cuarto de hora. Enfriar, colar con una gasa o tamiz. Dele la tintura del niño a una cuarta parte de un vaso en una forma fresca.

Para un sabor más agradable, puede agregar hojas secas de grosella negra, frambuesas, fresas y bálsamo de limón en la tintura. Las fitoenzimas, que están abundantemente contenidas en la equinácea, tienen un efecto beneficioso sobre la cantidad y calidad de las células fagocíticas inmunocompetentes. Esto se debe a su impacto en el sistema inmunológico.

Toda la planta de interior disponible es rica en vitaminas y otras sustancias que estimulan el sistema inmunológico con suavidad, sin presión excesiva. Para obtener el jugo, debe cortar las hojas más carnosas y jugosas, colocarlas en el refrigerador y mantenerlas a baja temperatura durante un par de días. Luego picar finamente las hojas, poner un "paquete" de gasa y exprimir el jugo. Puede agregarle un poco de agua y almacenarlo en el refrigerador por no más de 12 horas. Después de un tiempo, el producto perderá su efecto curativo.

Por lo tanto, no hagas mucho jugo a la vez.

El jugo de aloe para niños se puede mezclar con té o compota, y también se puede administrar solo 3-4 veces al día en una cucharada media hora antes de las comidas.

Las bayas y las hojas son ampliamente utilizadas en medicina alternativa. Para un niño con inmunidad debilitada, puede hacer una compota con bayas de rosas silvestres, puede hacer una infusión, pero el caldo es el más popular entre los padres. Para hacerlo necesitas cinco cucharadas de bayas (puedes secar), un litro de agua hervida.

Las bayas se vierten en agua hirviendo y se mantienen a fuego lento durante aproximadamente un cuarto de hora. Luego vierta el caldo en un termo, cierre la tapa e insista de 10 a 12 horas. La decocción de los niños da calor 4 veces al día durante un cuarto de taza.

La raíz de jengibre ayudará al niño a sobrellevar la enfermedad, cuando la enfermedad está en pleno desarrollo, y también fortalecerá el sistema inmunológico si se debilita después de la enfermedad. La raíz finamente picada se agrega al té en pequeñas cantidades, también es posible hacer una decocción y dársela a un niño dos cucharadas por cucharada. Muy eficaz para la inmunodeficiencia jengibre jalea. Para su preparación, necesitará una raíz que pese unos 250 gramos, un limón y una cucharadita de gelatina.

La raíz necesita ser lavada y limpia, el limón también se libera de la cáscara y la semilla. Ambos ingredientes están picados, agregue gelatina y azúcar al gusto (o miel). La jalea se pone en el refrigerador y, después de curarla, se da como postre 3 veces al día, una cucharadita después de una comida.

Esta baya es rica en vitaminas y ácidos, por lo tanto, para los resfriados, el jugo de arándano es tan popular. Para aumentar la inmunidad del niño, es mejor preparar un delicioso postre hecho de arándanos, que el niño considerará como una delicadeza, y no como una medicina desagradable e indispensable.

Para esta receta, necesitas 200 gramos de arándanos y 400 gramos de rodajas de manzana. Todo lo que necesitas para mezclar y verter el jarabe preparado a partir de 200 gramos de miel y medio litro de agua.

En fuego lento, la masa resultante debe mantenerse durante unos 20 minutos, revolviendo constantemente. Después de eso, la golosina se enfría, se vierte en un frasco y se almacena en el refrigerador. Déle al niño tres veces al día por una cucharadita.

El ajo se puede comparar con el jengibre por su efecto en el cuerpo. Solo que aquí las bebidas y las infusiones no son muy sabrosas, y rara vez se enamoran de los niños. No vale la pena rellenar innecesariamente al niño con la decocción de ajo, es suficiente si lo agrega fresco a las ensaladas y otros platos que se incluyen en la dieta del niño.

Manzanilla y Tilo.

Estas plantas medicinales se pueden comprar en la farmacia y elaborar cerveza, de acuerdo con las instrucciones. Para la preparación del caldo casero se necesitarán 10 gramos de materias primas por cada 300 ml de agua. Dar decocciones de tilo y manzanilla a los niños puede ser una cucharada tres veces al día.

A los niños de 3 años se les puede dar remedios herbales combinados en los cuales se mezclarán varias plantas. La combinación de manzanilla con melisa y hierba de San Juan, así como manzanilla con flores de salvia y violeta, es muy útil para fortalecer la defensa inmunológica.

Llevamos el camino correcto de la vida.

Normalización del estilo de vida: la mitad de la campaña exitosa para mejorar la inmunidad del niño. La nutrición de un niño debe ser completa, equilibrada, rica en vitaminas, microelementos.. Después de todo, cuando los intestinos están sanos, ¡la inmunidad no se debilita!

El niño debe caminar, todos los días, en cualquier clima, en cualquier época del año. Paseos en el aire fresco saturan la sangre con oxígeno. Deje que el clima sea malo afuera, déjelo por 10-15 minutos y tome un poco de aire fresco.

Un bebé con un sistema inmunitario debilitado debe descansar más, asegúrese de que el sueño sea suficiente y, si es necesario, después de consultar a un médico, use sedantes suaves para normalizar el sueño y el estado de ánimo del bebé.

La moda actual en medicina, la psicosomática, afirma que todas las enfermedades provienen de los nervios. No sé cómo es todo, pero los problemas con la inmunidad están muy relacionados con el estado psicológico y, por lo tanto, limitan el estrés. Permita que todos los días su niño se llene de algo positivo, amable, limite los juegos de computadora y la televisión.

Si el médico dice que su bebé tiene un sistema inmunológico débil, es hora de pensar en fortalecer los procedimientos, como el endurecimiento. Deben ser sistemáticos y permanentes, convertirse en una parte integral de la vida, entonces habrá un efecto persistente y notable: el niño comenzará a enfermarse cada vez menos. Más detalles se pueden encontrar aquí: Cómo templar en casa con agua fría.

Para los niños del primer año (el período en el que la inmunidad se está formando al ritmo más rápido) es deseable hacer un masaje de fortalecimiento general destinado a mejorar la circulación sanguínea, desarrollando el sistema muscular y óseo en cursos sistemáticos.

La lactancia materna es un paso importante.

Por otra parte, me gustaría señalar que al comienzo de la vida de un niño, él solo tiene inmunidad innata. Además, los anticuerpos se transfieren de la leche materna al niño, lo que aumenta la inmunidad del niño.

El bebé amamantado está bien protegido de infecciones intestinales. Y todo esto gracias a los anticuerpos maternos.

¡Así que asegúrese de amamantar y controlar su salud!

Nos recuperamos después de tomar antibióticos.

El uso de antibióticos ayuda a hacer frente a la enfermedad, pero no pasa por el cuerpo sin dejar rastro. Se reduce la protección del sistema inmunológico, se destruye la microflora del estómago, por lo que se debe restaurar la fuerza del niño después de tomar los medicamentos.

Qué medidas se deben tomar después de un tratamiento con antibióticos:

  • Consulte a un médico acerca de la recepción de fondos que restauran la microflora intestinal y las defensas del cuerpo. Esto no es solo medicamentos, sino también productos lácteos.
  • Los remedios naturales se encuentran entre los más efectivos. Estos son caldos y tés (limoncillo, dogrose, jengibre, equinácea), miel, aloe, limón.
  • Reconsiderar la dieta: dar menos alimentos altos en grasa, azúcar, especias. Es mejor equilibrar los alimentos y usar solo el proceso de cocción o al vapor.
  • Los productos lácteos, los platos deben estar en el menú más.
  • La mañana debe comenzar con la carga, y durante el día deben ser juegos al aire libre.
  • Endurece al niño, no evites caminar al aire libre, visita el baño. La eliminación de toxinas está bien hecha con abundante agua potable.

Aumentar la inmunidad en 3 años antes de kindergarten.

El amor es lo que un padre adulto puede darle a su bebé en cualquier momento, y esta será la mejor cura para las infecciones. Cuando un niño se siente bien cuidado, calurosamente, el jardín de infantes no es terrible para él, no estará enfermo e incluso las tensiones no amenazan.

Comience la mañana con una carga de seguro, obtengamos más vitamina C y bayas frescas, verduras, frutas. El descanso y los juegos activos se alternan, asegúrate de dar un paseo en un nuevo descanso.

Asegúrese de seguir las reglas de higiene personal; después de cada paseo por la calle, al ir al baño, enseñe a los niños a lavarse las manos.

Además, cuando el niño solo va al jardín de infantes, comenzará el período de adaptación. Este es un período estresante para un niño. Esté atento a su hijo y trate de no molestarlo, hable con él y trate de mantener un estilo de vida saludable. Es necesario que el niño sea más feliz.

Reforzamos la inmunidad del niño tras la enfermedad.

Después de sufrir la enfermedad, el sistema inmunológico está débil y existe el riesgo de enfermar nuevamente. Honestamente, nosotros y nuestro hijo estábamos muy, muy atormentados cuando lograron enfermarse 2-3 veces en un mes. Se puede lanzar sobre el hecho de que los virus y las bacterias se han vuelto más agresivos, como muchos dicen hoy, pero no todo es así, de hecho.

Debes seguir algunas reglas simples y ayudar al cuerpo a recuperarse.

  • Ventile las habitaciones de la casa, haga cuidadosamente la limpieza en húmedo, limpie el polvo.
  • Mantenga la higiene del niño en casa y en un paseo, para no reponer las “reservas” de virus y bacterias patógenas.
  • Necesitas beber más líquidos, comer bien, comer menos harina dulce, frita, grasa.
  • Un buen estado de ánimo afecta en gran medida la fuerza de la defensa del cuerpo, así que use los juegos activos que le gustan a su hijo.
  • Antes de ir a lugares públicos, como el jardín de infantes o la escuela, unge la boquilla de pomada Viferon. Pero no más de 2 semanas, eso es suficiente.

Vamos a resumir.

Ahora queremos resumir los pequeños resultados. Lo que es inmunidad, creo que está claro, hay que entender que desde el nacimiento, el sistema inmunológico es muy débil y solo aprende.

Por lo tanto, asegúrese de amamantar a un niño desde el nacimiento, aumentará considerablemente su inmunidad.

También observe el microclima "correcto": la temperatura del aire es de aproximadamente 19 grados, la humedad del aire es de 50-70%. Y la única manera.

En ningún caso, no lo proteja, vístalo como se viste usted mismo, solo asegúrese de que el niño no se enfríe demasiado.

Templar el niño desde el principio de su vida, caminar, ventilar el vivero con más frecuencia.

No administrar para aumentar la inmunidad de los remedios caseros que contienen componentes alergénicos. Si no está seguro de si habrá una reacción, administre la dosis inicial, que es de 3 a 5 veces menos que la dosis prescrita. Si durante el día no aparecen manifestaciones negativas, se puede dar el remedio.

Y no te olvides de hacer todas las vacunaciones necesarias. Nosotros mismos a menudo hemos escuchado comentarios muy negativos de las vacunas. Pero esto es un aumento de la inmunidad, y un refuerzo importante.

En cualquier caso, el niño se enfermará más que un adulto. La tarea de los padres será ayudar al cuerpo a combatir la enfermedad, controlar el estado del bebé y hacer todo lo posible para restaurar el cuerpo lo más rápido posible después de la enfermedad.

Darle vitaminas al niño, es mejor si son naturales. Si no puede, puede comprar en la farmacia las vitaminas adecuadas para su edad.

Tenemos todo en él, deja tus comentarios a continuación, únete a nosotros en Odnoklassniki y quédate con nosotros, será aún más interesante.

Pin
Send
Share
Send
Send

lehighvalleylittleones-com